jueves, 21 de noviembre de 2013

Ideas para compartir, para ayudar, para crecer

La salud depende de los niveles de felicidad, una felicidad que no está necesariamente donde uno espera que esté. La salud física es el primer requisito para la salud mental. El sentido de ciertas emociones negativas, como el miedo, la tristeza, la ira, el asco o el desprecio, es plenamente evolutivo. Nuestra manera de evaluar la realidad que nos rodea depende en buena medida de nuestro estado de ánimo. Los circuitos cerebrales del amor son innatos. Nuestro inconsciente es una fuente incesante de sorpresas. Y en ocasiones , creatividad, genialidad y trastorno mental pueden ir de la mano...